📞 787-503-0762

Teniendo cinco o seis años
don Rafael Avilés
aprendió que con sus manos
podía un cuatro hacer

Y aunque fue un militar,
encubierto y marshall él,
nunca se pudo apartar
el lutier de su taller

Le encanta al gran maestro
compartir conocimiento
con amor y con esmero
de su querido instrumento

Su misión fue la creación
de un cuatro aviolinado
que él espera que algún día
se convierta en su legado

Te has suscrito exitosamente a Obras del País
¡Bienvenido de vuelta! Entratraste a tu cuenta.
¡Genial! Te inscribiste exitosamente.
El enlace expiró
¡Perfecto! Busca el enlace en tu correo electrónico para comenzar.